Canciones y disparatados personajes [Tiempo Arg]

Home / Prensa / Canciones y disparatados personajes [Tiempo Arg]
Canciones y disparatados personajes [Tiempo Arg]
Karina Antonelli, de Lalá y el toque toque

 

La actriz y cantante vuelve al escenario con su personaje Luisa Di Paolo, en un nuevo espectáculo musical humorístico, creado junto al actor y director musical Osvaldo del Monte.

 

Esmeralda es la estrella del show. Canta, baila, intentan dominar su torpeza, le da vida a una bailarina de papel, propone juegos, invita al público a participar y le queda espacio entre tanto disparate y carcajada de exponer su amor hacia Raúl, el director de orquesta que entre canción y canción sacudirá su rigurosidad para posibilitar el romance.

La propuesta de Lalá y el toque toque,el musical humorístico que se presenta los sábados en NoAvestruz comienza al compás de “El viento”, una versión del tema de Pepe Iglesias el Zorro. “Siempre aparece Pepe. En nuestro primer disco apareció en ‘La Oca’ y acá aparece más. Es un gran cómico, un gran actor, y son muy divertidas sus canciones”, señala Karina Antonelli, el alma de Esmeralda que, claro, “rascará la espalda”.
“El maestro Raúl y Esmeralda aparecen como una historia central, insertada en un recital. En el espectáculo anterior (en 2005 presentaron Lalá canciones) había referencia al cine, estaba el tema de Cinema Paradiso y aparecía la Tana y acá aparece otra vez”, dice Antonelli en alusión a Luisa Di Paolo, una italiana irreverente que interpreta “Sul Cucuzzolo” y se siente tan exitosa como la mismísima Rita Pavone. “Esta vez hay alusión a la radio de los años ’40 y ’50, está Gardel con ‘Las rubias de New York’. Es un homenaje a los grandes de la radio y de paso a Pepe.”

 

En esta segunda creación de Antonelli y Osvaldo del Monte (Raúl en la ficción), arreglador y director musical (en ficción y en la realidad) hay una orquesta en vivo. Clarinete, contrabajo, batería-percusión, piano, violín y cavaquinho recrean el universo musical donde transcurre la obra con temas de los años cincuenta y un abanico que abarca chachachá,  twist, tango, foxtrot y bolero. “Teníamos ganas de armar una banda de músicos, también para valorizar la música con instrumentos. No queríamos usar pistas sino ir a la instrumentación real. Los pibes y adultos disfrutan mucho de la orquesta en vivo. La música es la música, las canciones son para todos, y lo que hacemos es acercarlo a todas las edades.”

La consigna es jugar y divertirse “Nuestro lenguaje de expresión es el juego. Soy docente y actriz, me encantan los niños y las canciones que elegimos todas tienen algo de juego. Hay algo de asociar la canción y la música con el juego, por ejemplo, La polenta es una canción que cantaba en mi colonia de vacaciones. Como actriz e intérprete estoy dispuesta a jugar como un niño. Mi camino es divertirme y pasarla bien e invitar a lo mismo a todos los que vienen a vernos.”

Ver nota original